lunes, 9 de septiembre de 2013

1999 - Caras porteñas para El pato Donald - Egmont

El trabajo de dibujante de historietas nunca se ha caracterizado por la continuidad ni la seguridad, al menos en nuestro país. Por eso, cada nuevo guión que me entregaba Daniel Branca para dibujar, era una sorpresiva renovación del contrato tácito que me unía con la remota editorial danesa, Egmont, poseedora de los derechos para dibujar los personajes de Disney en el norte de Europa.






Por lo tanto, inadvertidamente iban pasando los años y le llega el turno a esta historieta, When Five And A Half Bells Toll (Cuando Doblan Cinco Campanas y Media ), con guión de Charlie Martin. Fue dibujada un año antes, como casi siempre ocurría con esta gente tan organizada y meticulosa que preparaba las revistas con un año de anticipación.

Primera página, tal como se publicó en Francia

Como de costumbre, no perdí la oportunidad de inspirarme para crear los personajes secundarios en caras conocidas. El gordito me recordó a un conocido dueño de una galería de arte que frecuentaba las pantallas de TV por aquellos tiempos, así que sin dudarlo dibujé al personaje con sus rasgos. Más personal fue la inspiración que me llevó a dibujar a los dos oficinistas: eran Aldo Fratalocchi y Luis Coudrou, dos ejecutivos de la revista Guía Práctica, para la que dibujé un chiste mensual durante muchos años. Con el tiempo, Fratalocchi, que me había sido presentado por el inefable doctor Bevilacqua, disfrutó de ver las páginas publicadas, cuando la posesión de una flamante computadora me permitió el envío de las imágenes escaneadas.








Hoy en día, este trabajo se ha publicado en 11 países, tan distintos como Finlandia o Egipto, Indonesia o Brasil ¡cosas de la globalización! Pero no podía adivinarlo en aquel fin de siglo, cuando mi amigo Santiago Scalabroni, regresando por un tiempo a la Argentina, se mostraba pesimista sobre el futuro: ya no se publicarían más historietas, eran cosas del pasado... ¿Sería así nomás...?