lunes, 24 de junio de 2013

1988 - Encuentros Cercanos - Nippur Magnum


No fueron muchos los episodios de Sandokan que dibujé a lápiz para la tinta de Diego Navarro. Después de un tiempo, Antonio Presa, jefe de arte de Columba, decidió confiarme el lápiz de una exitosa serie escrita por Ricardo Ferrari para Nippur Magnum, la revista más nueva de la editorial:  Encuentros Cercanos. Su titular era Demian Parmeggiani, quien continuaría pasándola a tinta.


La única foto que tengo del inolvidable Presa, en el festival Frontera,  Morón, 2005, con Silvestre Szilagyi y Sergio Mulko

Con Ricardo Ferrari y Sergio Mulko, en una nostálgica reunión con la gente de Columba, en 2011

Todo esto ocurría sin descuidar mi trabajo en los estudios de Jaime Díaz, donde ese año me tocaría dibujar una serie con un personaje desconocido en estos lares, Ed Grimley, quien en realidad era un actor cómico de carne y hueso con mucho éxito en el país del norte.

Uno de los tantos partidos de fútbol con que nos distraíamos del intenso trabajo y aprovechábamos para reencontrarnos "los de Columba", los de Humor", "los de Jaime" Fer Mut, Rubén Meriggi, Armando Fernández, un amigo, Walter Alarcón y Alberto Caliva; abajo: Massaroli y Peni.

Había conocido a Ferrari en el estudio Nippur 4, cuando Ricardo era un joven principiante a las órdenes de Robin Wood. Siempre admiré sus guiones; siempre fue un placer dibujarlos. Ignoraba que comenzaba la más larga colaboración de mi carrera para Columba. Cinco o seis años dibujando Encuentros Cercanos me hicieron considerar esa serie finalmente "¡mía, mía, míaaa!", como diría el viejo y querido Profesor Neurus.