lunes, 17 de junio de 2013

1987 - Regreso a Columba - Sandokan - Fantasía

Fue un año de enorme actividad en el estudio de Jaime Díaz, 1987, cuando dibujamos layouts para un par de largometrajes de Los Picapíedras y Los Supersónicos y el resto del año, Pitufos, Pitufos ¡y más Pitufos! Aquí, los dibujantes "serios" empezaron a desaparecer y fuimos quedando sólo los que nos "animábamos" a pasar de Rambo a Scooby Doo y viceversa, sin parpadear.

¡Así me sentía a veces!

Eso no me impidió, o tal vez fue justamente por eso, por el exceso de Pitufos, que, presa de la nostalgia por el mundo de la historieta,  me diera al fin una vuelta por Columba, hablara con el inefable Antonio Presa y consiguiera la posibilidad de dibujar Sandokan a lápiz para la tinta de Diego Navarrro, titular de la serie en la revista Fantasía. Los guiones eran de Oscar Armayor.



Navarro fue integrante del estudio Géminis por un tiempo. Aquí, con Ramón Gil, Ana Favazza, Ángel Fernández y Horacio Merel, además de un servidor.

Habían pasado... ¡diez años! desde que yo dejara Columba, cuando me vi ante la disyuntiva de volver a imitar a otros dibujantes o irme. Luego de tanto trabajar en dibujos animados, donde lo más natural es cambiar constantemente de personajes y estilos (nunca el propio), ya no me parecían un problema las imposiciones de la editorial. Los deseos de volver a hacer historietas eran más fuertes. Tenía mucha más experiencia, claro, lo que me daba armas para "salirme con la mía" y a la vez conformar al editor. No fue fácil, pero era un lujo que, entre Pitufos, Scooby Doos y Picapiedras, me quería, me tenía que dar.