lunes, 10 de junio de 2013

1986 - Pan y Trabajo - San Martín de Porres


El estudio de Jaime Díaz Producciones empezó 1986 trabajando intensamente. En la sección de layouts, bajo la supervisión de Armando Dacol y Manuel Cativa, series como Rambo y Chuck Norris reclamaron más dibujantes "serios", principalmente provenientes de Columba, como  Sergio Mulko, Carlos Leopardi, Saichan, Vitacca, Klacik y hasta el mismo Haupt, un maestro, pasaron por allí, sin olvidar a glorias como Héctor Torino, Jesús Balbi, Mannken  Chiche Medrano, mi antiguo "jefe", y el joven Carlos Meglia, ya un fuera de serie.


 Estudio Géminis. Pancho Camet, Massaroli, Caliva, Horacio Merel y Gaspar

 Caliva, en Géminis, cada tanto tomaba por modelo a algún dibujante distraído

Para los integrantes del estudio Géminis, era un descanso recalar en nuestro propio espacio cada vez que podíamos y desarrollar algunas tareas más afínes a la vocación por la historieta, que no nos abandonaba. Alberto Caliva había heredado de Diego Navarro una historieta mensual para la revista Pan y Trabajo, y no siempre tenía el tiempo suficiente para dibujarla completa. Muchas veces lo ayudaron Ramón Gil o Gaspar González, y alguna vez me tocó a mí. Éste fue el resultado de una de ellas, con lápíz mío y tinta de Caliva:




Con Torino y Leopardi, tras una dura jornada en Jaime Díaz Producciones.

Tuve el privilegio de bocetar muchas de las escenas de Wildfire que Balbi terminaría con su trazo preciso, indestructible, genial. ¡Qué orgullo haber trabajado con semejante maestro y contado con su amistad!


La serie que dibujamos ese año para Hanna-Barbera, Wildfire, completa, de cabo a rabo, con el tiempo se convirtió en una serie de culto en muchos países... Allí se creó un gran clima de camaradería entre los historietistas "exiliados" en aquel hospitalario estudio de animación.  Se ganaba bien, se estaba entre amigos. Pero yo extrañaba la historieta. Mucho...