lunes, 21 de octubre de 2013

2005, Donald en el Tibet... o Shangri La... o Katmandú... o... ¡bueno, algo así!


Una historia del Pato Donald con el añejo sabor a aventura que le supo dar Carl Barks a tantas de sus mejores episodios, como a mi me gustan. Tiene todos los elementos como para disfrutar plenamente de cada paso de su realización: revolver las National Geographic en busca de documentación, crear una larga lista de personajes secundarios, imaginar y bocetar las escenas, las secuencias, en fin... ¡hacer una historieta!






Con el título original de A la Carte, fue dibujada seguramente uno o dos años antes pero publicada por primera vez durante 2005, casuallmente el día de mi cumpleaños. El guión estaba escrito por Paul Halas, la tinta, como de costumbre, corrió a cargo de Raúl Barbero, y, que yo sepa, se publicó en sólo 6 países hasta ahora.









Así la anunciaban en la publicacion alemana

Este año había comenzado de la peor manera: el 27 de enero, en medio de unos tremendos calores característicos del verano en Buenos Aires, repentinamente, falleció Daniel Branca, quien hasta ahora supervisaba nuestros trabajos para la Egmont. Fue un durísimo e inesperado golpe, un dolor muy grande para todos los que lo tratábamos y gozábamos de su amistad. Los editores daneses no podían entender que a los 53 años, de pronto, nos quedáramos sin su talento inigualable, sin un Maestro único y un gran tipo, además. Nosotros tampoco. Fue una pérdida irreparable para la historieta argentina y mundial, cuando tanto podía dar todavía el querido Daniel.